gallery/untitled-2
gallery/social-media
gallery/social-media (4)

Síguenos

Parroquia

 

Jesùs Eucaristìa

gallery/instagram_icon

Cristo, nos invita a practicar la solidaridad y la justicia con todas las personas, sin distinción de ideologías, clases sociales, diferencias culturales, de raza o religión.
Participemos en la construcción de un nuevo cielo y una nueva tierra, un nuevo país, donde todos tengamos las mismas oportunidades y deberes, donde no haya injusticia, ni discriminación. Desterremos nuestro egoísmo y soberbia. Dejemos que Jesucristo transforme nuestros corazones y seamos los primeros en comprender a los demás, perdonar sus errores y darles otra oportunidad.

DÌA PRIMERO

LLANEROS 

GRUPO DE CATEQUESIS

Vivir en comunión perfecta es posible cuando renunciamos a nuestros egoísmos, enojos, groserías y toda clase de violencia. A veces, bajo el mismo techo, vivimos alejados por no saber escucharnos mutuamente, comprendernos y llegar a acuerdos. Igualmente hay quienes no soportan ni toleran a los vecinos, o quienes no les perdonan las ofensas pasadas. Abramos nuestros corazones a la venida de Jesús. Dejémonos guiar por ese niño pequeño y dispongámonos a hacer comunidad.

DÌA SEGUNDO

BOYACENSES 

PASTORAL FAMILIAR Y MINISTROS DE LA COMUNION

gallery/whatsapp image 2018-12-18 at 6.30.10 am

Celebrar Navidad significa recibir a Jesús en un ambiente de unidad. Esta se construye cuando pensamos primero en aquello que es de todos y lo cuidamos, por ejemplo: la familia, la casa, la cuadra, el parque, etc. Todos los seres humanos debemos buscar el bien común y, con mayor razón los cristianos. Si aprendemos a compartir nuestros bienes, dones y carismas, esto hará que se multipliquen las bendiciones sobre todos y la comunidad se verá favorecida. Porque no puede haber felicidad individual si a nuestro lado hay personas que sufren por carecer de aquellas cosas más elementales. Es necesario que nosotros los cristianos cuidemos, promovamos y compartamos todo lo bueno que Dios nos ha dado. Aprendamos a cuidar los bienes comunes porque son nuestros y de los demás, esta es nuestra gran tarea y responsabilidad.

DÌA TERCERO

VALLECAUCANOS

GRUPO DE ORACIÒN

DÌA CUARTO

NARIÑENSES

PROCLAMADORES E INFANCIA MISIONERA 

Es en la familia donde aprendemos a ser solidarios, a compartir las cosas, a respetar las diferentes formas de ser y de pensar, a cuidarnos, a perdonarnos, a ser leales, a tomarnos de la mano para apoyarnos cuando el camino se hace difícil… y a compartir también los momentos de alegría. Si practicamos el diálogo, el servicio, el respeto y el perdón, podremos hacer de nuestro hogar y país un ambiente sano, lleno de paz y solidaridad, a ejemplo del hogar de Nazareth.